Y siguiendo el juego en el que nosotros somos las fichas, ahora les toca a los más pequeños acostumbrarse a la rutina del Tupper(Yo también hubiese tirado una tartera, pero llena de lo que en un momento fue comida)

Anuncios