¡Hola de nuevo!

Después de unos cuantos días sin postear (las vacaciones) ya era hora de volver (aunque yo personalmente sigo de vacaciones).

Espero que hayáis aprovechado o por lo menos descansado lo suficiente, y si os habéis cruzado con alguna procesión, que no os haya traumatizado demasiado. (A mi es que no me van mucho, digamos que ver a un montón de señores encapuchados me dan mal royo, pero vamos, es mi opinión).

Yo aunque no vuelva a la rutina aún, ya que me quedan unos días de libertad, quiero seguir (o empezar) con los proyectos que he dejado colgados, así que me tengo que poner las pilas (pero alcalinas de las buenas, no de esas que compras un pack enorme por poco dinero y luego no duran más de un viaje de ida y vuelta de 40 minutos en el MP3 y piensas, “vaya mierdaca de pilas, no volveré a comprarlas”, pero cuando las vuelves a ver  caes de nuevo porque “es que vienen tantas… y tan baraticas…”.

Hoy os quiero enseñar  otra figurita en fimo. La última figura que colgaré en un tiempo. Es un gatico algo desenfocado y el ángulo tampoco es el más afortunado, pero espero que os guste.

Anuncios