Esta es la típica pregunta que te hacen siempre cuando eres pequeño y habitualmente no sueles tardar mucho en contestar.

Cuando tienes la oportunidad de hacerle esa pregunta a un niño, lo normal es que te responda que quiere ser futbolista o bombero, y si es niña, cantante, profesora o enfermera. (Siento decir que ya a temprana edad ellos mismos crean diferencias entre los sexos).

Cuando a mi me hacían esa pregunta nunca sabía que responder, y cuando lo supe, ya no cambié de idea; yo quería ser periodista. Y al final acabé estudiando … otra cosa.

No obstante, hice algo que realmente me gusta más que el periodismo, y ahora mismo estoy trabajando en … otra cosa.

Pero bueno, no hay mal que por bien no venga, siempre aprendes algo nuevo y todo sirve para algo. Si algún día acabase exprimiendo mejillones, seguramente estaría igual de orgullosa.

Eso sí, no puedo evitar mi cara de circunstancia y mi indiferente “ah, que bien” cuando alguna vez algún niño me dice que quiere ser futbolista.

¿Qué es mejor, abrir los ojos o dejar soñar? No lo sé, pero yo de momento, sigo soñando.

Anuncios