Lo que hoy os voy a mostrar es otra de las figuras de fimo que hice un día, y para no variar, no me la quedé yo.

Esta es, o intenta ser, el famoso niño bala de H.R. Giger (diseñador de la criatura de Alien). Es una figura que tenía pensado hacer desde que fui a una exposición de este peculiar hombre en el Kursaal de Donosti. Las impresiones al salir de la exposición podían ser dos totalmente opuestas: encantado, o con un ligero cansancio ocular por una sobredosis de genitales ilustrados.

Yo, aunque no pasé la segunda por alto, ya que convertidos en cráneos de criaturas o siendo parte de un oscuro fondo, los miembros (tanto masculinos como femeninos) eran bastante evidentes (y aunque más tarde no hacía más que ver penes en las nubes acompañados con la canción “Tiene nombres mil” de Leonardo Dantés como banda sonora), mi reacción fue la primera: Me encantó.

De esa inspiración salió la idea, y de esa idea salió la figura, que tuve que hacer bastante deprisa y corriendo por falta de tiempo.

Y aquí está el resultado.

Anuncios